Temas de Interés | Bronquiolitis


Temas de Interés | Bronquiolitis

En este apartado trataremos de explicar de qué se trata esta patología que asusta tanto a los papás.
En principio aclararles a todos que decir: bronquiolitis, broncoespasmo o asma son todos sinónimos. Solamente se distinguen por las edades de los pacientes. Bronquiolitis se dice hasta los 2 años de edad, asma desde los 8 años de edad y broncoespasmo en realidad se refiere al mecanismo de la enfermedad.
El broncoespasmo como su nombre lo indica se refiere al “espasmo” de los bronquios (los bronquios son como tubitos y el broncoespasmo es como cuando uno aprieta una manguera… se reduce su luz y pasa menos “agua”… en este caso aire).
Cuáles pueden ser las causas para esta obstrucción?
Infecciones virales, alergias varias, cambios de clima, fumadores pasivos, ejercicio, etc.
Se trata en general de pacientes con cierta “predisposición” a presentar este cuadro. Pero de todas formas tener un broncoespasmo alguna vez en la vida no implica que se será asmático de grande ni mucho menos. Se puede transitar por alguna intercurrencia y paralelamente presentar un broncoespsamo que será tratado como corresponde y tal vez nunca más se vuelva a padecer alguno.
Síntomas:
– Dificultad respiratoria: Se suelen notar las costillas cuando el niño respira (como cuando se vé a un perrito flaco fatigado que se le nota la parrilla costal), suelen mover mucho la panza al respirar (“panceo”), mueven las “alitas de la nariz” cuando respiran, Se suelen “hundir” los espacios debajo de la clavícula, debajo del esternón o por encima del esternón entre ambas clarículas, o niños mas grandes que se agarran del asiento tirando el tronco hacia adelante buscando mejorar la entrada de aire.
– Frecuencia respiratoria: varía según las edades por eso no podemos generalizar pero una frecuencia mayor a 60 RPM (respiraciones por minuto) habla de una gran dificultad respiratoria en la cual el paciente tenga la edad que tenga no podrá alimentarse por boca por gran riesgo de aspiración. Por lo que en general la solución es una sonda nasogástrica o el ayuno y colocación de un suero para evitar la deshidratación.
– Frecuencia cardíaca: El corazón siempre acompaña a los pulmones, entonces si los pulmones están teniendo “dificultades” para meter la misma cantidad de aire que metían normalmente, el corazón empieza a latir más rápido para compensar la falta de aire. También es difícil generalizar pero una frecuencia cardíaca mayor a 130-140 LPM habla de una dificultad respiratoria importante. Siempre estos datos hay que contextualizarlos tanto a la edad, a la clínica del paciente como a sus antecedentes. (Un paciente con broncoespasmos a repetición suele estar “adaptado” a ciertas situaciones y suele tolerar mejor valores elevados de frecuencias respiratorias y cardíacas)
– Tos: Aunque la tos no siempre indica broncoespasmos, es bien sabido por padres de chicos hiperreactivos bronquiales que hay algunas “toses” que son bien llamativas de una crisis bronquial. Son toses secas, que no movilizan moco en general. Muy fuertes y seguidas pero cortas al mismo tiempo.
– Espiración prolongada: Si uno se acerca a escuchar a un paciente con broncoespasmo podrá escuchar que el chico inspira sin problemas pero a la hora de largar el aire le cuesta mas… como que el aire tarda mas en salir y en ocasiones sale haciendo un ruidito como un silbido, como una pava entrando en hervor.
– Sibilancias: Es ese silbido del que hablamos recién. Es el aire que está tratando de salir por un tubito que esta cerrado parcialmente, entonces hace ruido cuando pasa. Hagamos el ejercicio con nuestra boca de silbar. Nuestros labios serían los bronquios. Para que el ruido se produzca tenemos que cerrar cada vez mas nuestra boca no? Bueno, ese sería el mecanismo de obstrucción bronquial y sibilancia.
Con qué me voy a encontrar en la guardia cuando lleve a mi hijo?
Obviamente la situación será diferente según el cuadro clínico de cada paciente. Pero en general se realizará un examen físico exhaustivo, se medirá la oxigenación de la sangre con un aparato llamado “saturómetro” que es como un broche de colgar la ropa que se coloca en un dedo del paciente y no duele. Se verán los signos vitales de ese niño (frecuencias cardíaca y respiratoria, temperatura, coloración) y luego se contextualizará al niño en “grados” de broncoespasmo. Leve, moderado y grave, según un “score” internacional. Para poder definir si se puede realizar tratamiento ambulatorio o se debe internar.
Cual es el tratamiento? (se adapta al cuadro clínico del paciente, es decir: si no tiene fiebre claramente antitérmicos no se le administrarán y así con el resto de las medicaciones)
. Broncodilatadores (Salbutamol en puff o nebulizado)
. Antiinflamatorios (Corticoides orales o endovenosos)
. Antitérmicos
. Oxígeno por bigotera o máscara
. Suspensión de la vía oral
Si deciden internar a mi hijo. Cuantos días le va a llevar su recuperación? Cuantos días internados?
Es difícil generalizar pero cueste lo que le cueste recuperarse al chico, si se tomó la decisión de internarlo y se colocó oxígeno es muy probable que se busque retirar el oxígeno y esperar 24hs más (ahora SIN oxígeno) para observar la respuesta.
Entonces resumiendo. Siempre que vean que su hijo presenta dificultad para respirar, o que le cuesta alimentarse porque tose o tiene que parar para respirar y luego se vuelve a prender deben consultar con su pediatra de confianza. Y si a todo el cuadro se le suma fiebre SIEMPRE deben bajarla como ustedes saben hacerlo porque la fiebre agita. Entonces si ese chico ya esta agitado por el broncoespasmo y encima tiene fiebre, el cuadro se agrava.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *