Hidratación y Golpe de calor en Bebes y Niños


Hidratación y Golpe de calor 

 

Hidratación y golpe de calor

Hidratación y Golpe de calor

Una buena hidratación hace referencia a que el cuerpo cuenta con el liquido necesario para que cada célula y órgano del mismo funcione como debe hacerlo. La deshidratcion y golpe de calor se pone de manifiesto cuando al cuerpo le falta liquido: puede ser porque se pierde de mas, como sucede en las diarreas, vómitos, gastroenteritis o al transpirar mucho, hacer ejercicio, o cuando el cuerpo se somete a mayores temperaturas de las que necesita para funcionar correctamente como en la fiebre o al exponerse a altas temperaturas durante largo rato. Cuando una persona se expone a altas temperaturas, al sol, realiza ejercicio, transpira y no realiza una buena hidratacion corre el riesgo de deshidratarse y luego  sufrir un golpe de calor.

En bebes durante los primeros 12 meses de edad

La OMS recomienda a todas las mamás, la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Incluso en días de mucho calor el bebé no necesita ningún otro tipo de líquido cuando la lactancia materna es a demanda, ya que la leche materna proporciona al bebé de todo el agua que necesita. Lo importante es amamantar a demanda, la cual suele aumentar en días de mucho calor.

Si el bebé es mayor de seis meses y ya comenzó con la alimentación complementaria después del pecho se le puede ofrecer agua potable en vaso o taza. El bebé aceptará o no de acuerdo a su necesidad.

De igual manera hay que prestar atención a la hidratación materna. Cada mamá se debe guiar por su sed y tomar líquidos en función de su cuerpo. Lo recomendable es beber, al menos, entre dos o tres litros por día.

A la hora de amamantar sugerimos:

  • Buscar un lugar con temperatura agradable. En el caso de estar en un lugar cerrado y que haya aire acondicionado evitar que el mismo de directamente sobre el bebé.
  • Utilizar ropa de algodón liviana o el bebé sólo con el pañal.
  • Buscar una posición fresca y  cómoda para ambos.
  • Tener siempre a mano una botella de agua.
  • Los bebes entre 6 y 12 meses deben ingerir entre 900ml y 1,2lts diarios.

 

Hidratación y golpe de calor Bebes y Niños

Hidratación y Golpe de calor en niños:

Las altas temperaturas producen más sudoración y pérdidas de líquido. A  medida que los chicos son más grandes realizan más actividades, se entretienen y dispersan por períodos más prolongados y se olvidan de beber. El ejercicio y la pocas ingesta de líquido puede favorecer la deshidratación.

Importante:

  • Ofrecer líquidos frecuentemente sin esperar  que los niños tengan sed.
  • Los niños menores de 8 años deben ingerir 1,5 lts diarios aproximadamente y los mayores 2lts.

Los niños son mucho más sensibles a la deshidratación y a los golpes de calor.

Cuando sospechar de una mala hidratación o golpe de calor?

  • Si el niño está decaído, menos activo de lo habitual, o muy irritable, si no llora o lo hace sin lágrimas,
  • si la boca está seca, si la fontanela (mollerita) está hundida, hace poco pis, moja menos pañales,
  • siente dolor de cabeza, o presenta temperatura más alta que lo habitual o fiebre.

Ante la sospecha de presentar deshidratación o golpe de calor debe consultar a un médico.

Cómo prevenirlo?

Permanecer en lugares frescos. A la sombra.

Ofrecer frecuentemente en lo posible líquidos frescos, preferentemente agua.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *